En la recta final del invierno, el tiempo en Mallorca en febrero es perfecto para preparar una escapada solo, con amigos o en familia. Las temperaturas comienzan a suavizarse, mientras la probabilidad de lluvia se reduce. Sin duda, es el mes idóneo para disfrutar de la isla sin el bullicio de la temporada estival. Y lo mejor es que no te faltarán los planes.

ÍNDICE

Explorar Palma de Mallorca en febrero

Durante tu estancia en la capital de la isla de Mallorca, tendrás la oportunidad de recorrer sus principales calles y plazas. Te recomendamos comenzar por su casco histórico, donde los puntos de interés turístico se multiplican. Entre ellos destacan la Catedral de Palma, conocida como La Seu, y el Palacio Real de la Almudaina.

Haz un alto en la plaza Mayor para reponer fuerzas en uno de sus cafés y, posteriormente, reanudar el paseo por el puerto. En sus muelles amarran centenares de embarcaciones, cuyo tamaño contrasta con el de los grandes cruceros que hacen escala en la misma dársena.

Además, si eres un apasionado del mundo del arte, aprovecha para conocer la Fundació Miró. Las visitas personalizadas y exclusivas te permitirán conocer al Miró más íntimo de la mano del director de esta fundación y nieto del artista.

Rutas de senderismo en febrero por Mallorca

La naturaleza te brinda la posibilidad de descubrir otra cara no tan conocida de Mallorca en febrero. Para ello, opta, por ejemplo, por una de estas rutas de senderismo:

La ruta del Barranco de Biniaraix. A pesar de presentar un desnivel de unos 700 metros, no es un itinerario complicado. Discurre por un camino empedrado que ofrece impresionantes vistas a la garganta del torrente.
La ruta de las playas. Está trazada a través de los distintos senderos del Parc Natural de Llevant, desde los que divisarás diferentes calas vírgenes. Las vistas sobre el mar te conquistarán.
La ruta del Torrent de Pareis. Con una dificultad calificada de alta, este recorrido discurre por un cañón y un desfiladero para concluir en una playa, la de Sa Calobra. Es de película.

Si quieres conocer todas las opciones disponibles, consulta nuestro artículo sobre las mejores rutas de Mallorca.

senderismo mallorca en febrero

Visitar bodegas de Mallorca

Los amantes del enoturismo encontrarán en esta isla una serie de bodegas que merece la pena visitar. Si este es tu caso y aún no sabes qué hacer en Mallorca en febrero, aprovecha para trazar tu propia ruta del vino.

Para empezar, haz escala en Mesquida Mora, que se ha hecho popular por las técnicas sostenibles que emplea. Puedes visitar esta finca biodinámica y disfrutar de sus catas con galletas y un surtido de quesos.

Bodegas Miquel Oliver también te abrirá sus puertas para que conozcas una trayectoria distinguida con múltiples premios. Sus responsables ponen a tu disposición cuatro tours para familiarizarte con sus 13 etiquetas de vino diferentes.

Una trayectoria de más de cuatro siglos avala a las Bodegas Son Puig, cuyos propietarios no dudan en compartir sus conocimientos con el público. Su producción se caracteriza por ser artesanal y limitada.

Mención aparte merece Macià Batle, de reconocido prestigio internacional. Uvas de primerísima calidad dan como resultado magníficos vinos muy apreciados por los expertos.

Mercados locales de Mallorca en febrero

La oferta es tan amplia como variada. Así, la plaza Mayor acoge en la segunda quincena de febrero (viernes y sábados) un mercado artesanal. En sus puestos se ponen a la venta sombreros, prendas de ropa, complementos, cerámica, etc.


Previamente, el primer fin de semana de este mes la finca de Ca S’Hereu de Son Servera alberga la Feria de la Flor de Almendro. Este árbol es el punto en común de los artículos que puedes adquirir. Por otro lado, los mercados permanentes y los gastronómicos proliferan en la ciudad. Entre estos se incluyen el de Llevant, el de l’Olivar, el de Pere Garau, el mercado gastronómico 1930, de Ca’n Pastilla, etc.

mercadillos de febrero en mallorca

Balnearios: bienestar y descanso

Independientemente de cuál sea el tiempo en Mallorca en febrero, este plan es siempre tentador. Por ese motivo, si lo que deseas es desconectar de la rutina, descansar, relajarte o someterte a diferentes tratamientos, busca un balneario. El de Fontsanta hotel Thermal Spa & Wellness dispone de las únicas aguas termales de Mallorca.

Por su parte, el de Belmond La Residencia destaca por su gran variedad de propuestas terapéuticas. Pero si lo que deseas es un tratamiento personalizado, visita el Castillo de Son Vida. El enfoque holístico tiene cabida en El Arabella Spa del St. Regis Mardavall, mientras que Valparaiso Palace Hotel & Spa promete experiencias memorables.

Ven a disfrutar de Mallorca en febrero

A los planes que hemos reunido para ti en esta entrada se suman otros muchos. ¿Qué te parecería ver florecer los almendros o hacer una excursión en barco? ¿Y si te dejas seducir por los restaurantes con estrellas Michelin? También te fascinarán las puestas de sol en sus playas.

Saca partido al tiempo en Mallorca en febrero y aprovecha al máximo tu escapada sin el gentío que visita la isla en los meses posteriores. ¡Te esperamos!